Razas de gatos tranquilos

Los gatos son criaturas muy particulares, con actitudes que pueden cambiar drásticamente de letargo a hiperactividad. Sin embargo, no todos son increíblemente traviesos, como pueden apreciarse en los siguientes ejemplos de razas de gatos tranquilos.

Persa

gato persa

El mejor ejemplo de un gato tranquilo son los Persas, siendo una raza muy reconocida por ser lujosa y elegante.

Estos animales tienen cuerpos voluminosos, con cabezas y ojos redondos y hocicos muy cortos, dando su característica imagen de una cara plana. Además, tiene un pelaje largo muy espeso y sedoso en una gran variedad de colores.

En términos de personalidad, son gatos muy pacientes e independientes, pasando la mayor parte del día recostados sin hacer mucho ruido.

Siamés

gato siames

Una de las razas de gatos tranquilos más populares y comunes, es la de los Siameses, siendo también una de las principales razas orientales. Son gatos de tamaño mediano, con cuerpos esbeltos cubiertos en un pelaje corto de color crema con zonas oscuras cerca de la cara y las patas.

Estos gatos son ideales para apartamentos, pues son muy tranquilos, sociables y cariñosos, famosos por esperar a su dueño tras la puerta cuando están fuera.

Maine coon

maine coon

El Maine coon es una raza que puede parecer un poco intimidante al principio por su gran tamaño, pues los machos pueden alcanzar pesos entre 11 y 13 kilos. Sin embargo, estos gatos pueden ser llamados gigantes nobles, pues son muy cariñosos y pacientes, dejando a sus dueños abrazarlos y cargarlos a gusto.

Estas criaturas de pelo largo y colores oscuros suelen ser muy tranquilos durante el día, permaneciendo tumbados cerca de su dueño, pero en las noches tienden a deambular por la casa.

Manx

gato manx

Para culminar está la raza Manx, siendo el característico representante de la categoría de gatos sin cola.

Estos gatos no solo tienen una apariencia peculiar y adorable, gracias a su tupido manto de pelo corto con diversos colores y patrones, sus cabezas redondeadas y la obvia falta de una cola, sino que también son criaturas muy cariñosas y tranquilas.

Aunque es cierto que son muy juguetones, suelen cansarse muy rápido y pasan el resto del día tumbados o durmiendo.

Es muy común la idea de que los gatos son animales perezosos que no hacen más que dormir, pero es importante tener en cuenta que es importante hacerlos jugar diariamente, para así mantenerlos saludables y de buen humor, en especial a las razas de gatos tranquilos.

Deja un comentario