Todo sobre el Gato Bengalí

El Curioso gato Bengalí (conocido comúnmente como Gato de Bengala comúnmente). Es una pequeña raza doméstica, los cuales fueron desarrollados para tener una gran semejanza a los grandes felinos.  Este parecido es con el famoso Tigre de Bengala, un gran y poderoso animal exótico y salvaje que tiene un reconocimiento mundial por su extrema Belleza.

Historia del Gato Bengalí

El Gato Bengalí tiene orígenes en el año 1.963, gracias a un exitoso cruce entre un felino doméstico y uno salvaje (gato leopardo). Esta no fue una creación natural, fue el resultado de un experimento casero en los Estados Unidos por el Señor Jean S. Poco después, los vecinos se dieron cuenta de que en su casa habia pequeños felinos bastante atractivos, originándose una gran duda de la raza que podría ser.

¡Todos querían un Gato con estas características! Pero fue hasta el año 1.970, después de varios estudios al animal, que proporcionaron información al mundo, comentando que el ejemplar era totalmente sano y fue considerado una raza hermosa, dócil y totalmente fértil; su nombre tiene relación a la raza de su madre (Prionailurus bengalensis). Cabe destacar que esta raza de felinos es de gran demanda en los Estados Unidos, por lo que buscan mejorar su pelaje.

¿Qué carácter tiene el felino?

Como bien antes se mencionó, el Gato Bengalí es de carácter dócil y es bastante manso, incluso la mayoría de personas que poseen uno, comentan que es como tener un pequeño perrito en casa (su carácter es similar). El comportamiento que distingue esta raza de felinos a los habituales, es que persiguen a sus dueños en todo momento, les gusta acompañarlos a cualquier lugar, otra semejanza a los perros es que les encanta jugar con pequeñas bolitas con sus dueños, buscan que estos se las arrojen para luego dejárselas justo en frente, como un canino.

Los gatos Bengalí son activos y muy inteligentes, asimilan rápidamente lo que su dueño les enseña. Extraordinariamente son aficionados al agua, algunos representantes de la raza incluso se esfuerzan por subir al baño del propietario, para que estos los estimulen con baños relajantes y cortos para así mantener su aspecto radiante.

Es un gato bastante cariñoso

Una de las características principales de este curioso felino, es lo bien que se lleva con otros animales, no es para nada celoso y le gusta compartir. Les fascina estar acompañado por otros animales (si son perros mucho mejor), duermen siempre acompañados, es por esto que es una mascota bastante buscada, ya que si se obtiene, su período de adaptación es de 10 a 15 días. Algo bastante sorprendente si es comparado con otras mascotas.

Aspecto o Características

El Gato Bengalí posee un cuerpo potente y alargado, con musculatura bien desarrollada, la columna vertebral es fuerte y sus patas son de longitud media. La cabeza es proporcional al torso con mandíbulas bien desarrolladas. Las orejas son bastante cortas con una base ancha, dispuesta lo más ampliamente posible. Los ojos son redondeados, brillantes y expresivos. El pelaje es corto, denso, grueso, brillante y sedoso al tacto.

El aspecto principal del felino son sus hermosas manchas semejantes a las de un Tigre de Bengala. Los colores principales de las manchas son oro, mármol sobre oro, una mancha en plata o mármol sobre plata. Uno de los colores más raros es nevado, se divide en tres tipos:

  1. Magnífico color atigrado.
  2. Pronunciado aspecto de color en puntos.
  3. Profundo color Sepia, bajo bases nevadas.

Alimentación del Gato Bengalí

Un tema muy interesante, especialmente si se tiene en cuenta la alta popularidad de esta raza entre los criadores. Los gatos bengalíes son una raza derivada de la cría, pero heredó algunos de los genes de sus ancestros salvajes. Las características genéticas incluyen el intestino corto, característico de los depredadores que comen carne. Como resultado, los animales tienen un sistema digestivo muy sensible, por lo que la alimentación de gatos bengalíes se determina inmediatamente y no se recomienda cambiar la dieta elegida.

Una buena dieta es necesaria

Los gatos bengalíes son depredadores por naturaleza, por lo que la mayor parte de la porción diaria debe ser de carne; al menos un 70% para diversificar los alimentos, el animal tiene que ser alimentado, no sólo con carne natural, sino también, por ejemplo, con corazón e hígado. En cuanto al pescado es algo muy necesario de recalcar, que una o dos veces por semana es más que suficiente, ya que no son muy dependientes de este alimento. Si la mascota está alimentándose de forma natural, la dieta puede incluir huevos de codorniz, especialmente la yema, una vez por semana está bien.

Datos curiosos del Gato Bengalí

El gato bengalí suele convertirse en el príncipe, e incluso es el rey de la casa. Hay que poner en determinados momentos ciertas pautas de conducta para que sepa dónde hacer las cosas. Normalmente ya vendrán entrenados para utilizar correctamente la bandeja, tan solo los primeros días es conveniente encerrarlo después de comer en la habitación donde tiene la bandeja para su alimento, esto es para que sepa que allí es donde tiene que ir, y luego sin problemas irá hacia la zona que tiene prepara para él.

Es muy normal que cuando te sientes a comer, el gato suba a la mesa llamado por el aroma que desprende la comida, e impulsado a la vez por su curiosidad. Su apetito es tan grande que probarán de todo un poco. El gato bengalí es bastante insistente, y aunque lo bajes de lugares como por ejemplo  la mesa, volverán a subir. Cada hogar es diferente, a ciertas familias no les importa que coma con ellos, pero para otras familias pueda ser inadecuado, por lo que debes de ser un ejemplo para él, y enseñarlo desde un comienzo a portarse bien.